Entrevistando al chef del restaurante Michelin vasco, Eneko Atxa, sobre su filosofía culinaria

Con tres estrellas Michelin en su haber y un restaurante destacado en la guía 50 mejores restaurantes del mundo, Eneko Atxa es uno de los chefs más renombrados de la gastronomía vasca. Al frente de Azurmendi, ubicado en un maravilloso paisaje de viñedos en Larrabetzu, cerca de Bilbao, Eneko es un maestro de la cocina moderna, que combina ingredientes locales con técnicas innovadoras para crear platos sorprendentes y deliciosos.

El comienzo

La pasión de Eneko por la cocina comenzó temprano en su vida. Criado en una familia de agricultores y cocineros, aprendió a valorar los ingredientes frescos y la comida casera desde una edad temprana. Según él, su abuela fue su primera inspiración, con su habilidad para cocinar platos tradicionales vascos.

Su primera experiencia en un restaurante llegó después de su formación en la escuela de cocina, cuando trabajó en el famoso El Bulli de Ferran Adrià. Allí, Eneko adquirió la pasión por la cocina moderna y experimental, que se convirtió en la base de su trabajo en Azurmendi.

Filosofía culinaria

La filosofía culinaria de Eneko Atxa se basa en el respeto por los ingredientes locales y el compromiso con la sostenibilidad del medio ambiente. A través de su proyecto de restaurante sostenible, Azurmendi ha ganado varios premios y reconocimientos por su enfoque innovador.

En su cocina, Eneko emplea técnicas modernas para realzar el sabor de los ingredientes locales, como verduras, pescado y carne. También tiene un enfoque creativo hacia la presentación de los platos, lo que a menudo los convierte en obras de arte comestibles.

Innovación constante

Los chefs siempre tienen que estar en busca de nuevas soluciones y de caminos innovadores, y Eneko Atxa no es diferente. Su cocina está en constante evolución, y siempre busca maneras de mejorar y sorprender a sus comensales.

Esta actitud lo ha llevado a desarrollar nuevos proyectos, como la creación de un huerto vertical en Azurmendi, donde cultiva hierbas y verduras para su cocina. También ha colaborado con varios chefs internacionales, como el legendario Massimo Bottura de Osteria Francescana.

La importancia de la tradición

A pesar de su enfoque innovador, Eneko Atxa no olvida nunca sus raíces y su amor por la cocina tradicional vasca. Su menú degustación, por ejemplo, incluye varios platos que rinden homenaje a los sabores y técnicas de la comida casera vasca.

En sus propias palabras: "No puedes entender la cocina moderna si no conoces la tradición. La tradición es la base de todo el conocimiento culinario".

El futuro de la gastronomía

Eneko Atxa es optimista sobre el futuro de la gastronomía y su papel en la sociedad. Ve a los chefs como embajadores de su cultura y como agentes de cambio para un mundo más justo y sostenible.

Para él, la gastronomía debe ser vista como algo más que simplemente una forma de satisfacer el hambre. Debe ser un medio para educar y entendernos mejor, para promover la sostenibilidad y la diversidad culinaria, y para compartir nuestros valores y principios a través de la comida.

Conclusión

La filosofía culinaria de Eneko Atxa es un ejemplo a seguir en el mundo de la gastronomía. Su pasión por los ingredientes locales, el respeto por la tradición y su enfoque innovador demuestran cómo se puede crear una cocina moderna y sostenible, sin perder de vista nuestras raíces y valores. Con chefs como él, el futuro de la gastronomía parece cada vez más prometedor.

  • Eneko Atxa es un chef vasco renombrado, con tres estrellas Michelin en su haber.
  • Su cocina en Azurmendi se basa en el respeto por los ingredientes locales y el compromiso con la sostenibilidad del medio ambiente.
  • Su filosofía culinaria combina elementos de la cocina tradicional vasca con técnicas modernas e innovadoras.
  • Siempre está buscando maneras de mejorar y sorprender a sus comensales, y su menú degustación es una experiencia única.
  • Ve a los chefs como embajadores de su cultura y como agentes de cambio para un mundo más justo y sostenible.